Cómo Hacer un Plan de Marketing Digital Paso a Paso

Todos queremos lo mismo: crear un plan de marketing que guíe a nuestro negocio hacia el éxito, ¿pero por dónde empezar? A veces lo más difícil del marketing no es hacer las cosas, sino planear qué vas a hacer.

Incluso cuando tienes un plan perfectamente definido, muchas veces necesitas replantearlo porque no está dando los resultados que esperabas. Por eso es tan importante crear una estrategia de marketing para tu negocio que sea flexible, medible y alcanzable.

En el caso del marketing digital, crear un plan de marketing puede ser difícil al haber tantos cambios constantes en la industria. Ya sea que en tu estrategia integres SEO, PPC, email marketing o cualquier otra forma para atraer clientes, lo más probable es que necesites ajustar tu plan de marketing constantemente para adaptarte a los cambios de estas herramientas y los usuarios.

Por eso es que aquí te compartimos paso a paso cómo puedes crear una estrategia de marketing que puedes adaptar a tu negocio. Te recomendamos seguir estos pasos, imprimirlos y pegarlos en la pared de tu oficina para que todo mundo pueda verlos.

Además, hicimos una infografía con estos pasos.  Descárgala aquí.

1. Crea buyer personas

Si te estás preguntando, ¿qué son las buyer personas? Este término se refiere a una representación semi-ficticia de tus clientes ideales.

Para crear una buyer persona, debes de pensar en los aspectos demográficos de tu cliente ideal, así como su comportamiento, motivaciones, metas y barreras.

Para darte una mejor idea de lo que hablo, mira este ejemplo de Sistemex:

buyer persona plan marketing

¿Ahora entiendes de lo que hablo? Crear buyer personas te ayuda a hacerte una idea quién es la persona para la que estás haciendo marketing. No te tienes que limitar a crear sólo una buyer persona, todos tus clientes no son iguales, ¿cierto?

Crea todas las buyer personas que necesites y de aquí en adelante ten en cuenta a estas personas todo el tiempo para desarrollar tu plan de marketing digital.

2. Establece tus metas y métricas

¿Qué es lo que quieres lograr con esta estrategia? ¿Cómo vas a medir los resultados? De eso se trata de este punto. Las metas son el fundamento sobre el que se crea un plan de marketing. Tus metas deben ser alcanzables, medibles y específicas. Además, debes establecer periodos de tiempo claros para alcanzar esas metas.

Por otro lado, las métricas son los valores con los que monitorearás los resultados de tu estrategia. Puedes utilizar métricas como: número de visitas a tu página, conversiones, artículos vendidos, costo por clics, tasa de conversión, etcétera.

Ejemplos de tus metas podrían ser las siguientes:

  • Aumentar el número de visitas en un 30%.
  • Aumentar las conversiones en un 40%.
  • Reducir el costo por adquisición en Adwords en un 20%.
  • Aumentar las ventas en un 10%.
  • Elevar las utilidades en un 15%.

Estas metas deben adecuarse al estado de tu negocio. No puedes establecer como meta llegar a 10,000 visitas mensuales en un mes cuando actualmente recibes 500. Ten en cuenta esto cuando definas tus metas y recuerda: alcanzables, medibles y específicas.

3. Haz una auditoría de tus recursos

¿Qué herramientas tienes para lograr tus metas? ¿Puedes lograrlos con esas o necesitas conseguir nuevas? Este punto es muy importante para las pequeñas empresas ya que normalmente se tienen que ajustar a los recursos que tienen.

No se trata de pensar "ah, sólo tengo estas cosas, no hay posibilidades de que consiga mis metas", sino de encontrar la manera de optimizar lo que tienes para llegar a donde quieres.

Si tienes un presupuesto de 500 dólares al mes para tu marketing digital, ¿cuál es la mejor manera de invertirlos para lograr tus metas? Si no puedes permitirte pagar una suscripción a Semrush, ¿cómo puedes arreglártelas para hacer una genial campaña de Adwords?

Ese tipo de situaciones son las cosas que tienes que evaluar para saber qué es lo que tienes, qué es lo que necesitas y puedes conseguir, y qué necesitas pero te es imposible conseguir.

Entre menos recursos tengas, más ingenioso tendrás que ser con tu plan de marketing, ¿y sabes qué? Las estrategias que se enfrentan a recursos limitados suelen ser las mejores.

4. Define tus acciones

Para este punto ya sabes a quién está dirigido tu plan de marketing, cuáles son las metas que quieres conseguir y con qué recursos cuentas para hacerlo. Ahora es momento de definir qué harás para conseguir esas metas.

Tus acciones dependen directamente de tus objetivos, así que nunca los pierdas de vista. Si tu objetivo es elevar el tráfico de tu página, entonces tus acciones deben enfocarse en eso. Quizá pienses hacer SEO, empezar a usar Google Adwords o una nueva estrategia de redes sociales que lleve más clics hacia tu página.

Aquí tienes que tomar en cuenta los recursos con los que cuentas. Quizá pienses que puedes atraer 10,000 visitas usando publicidad en Facebook y en Twitter, pero si no tienes el dinero para pagarlo simplemente no es viable.

Si tu objetivo es elevar las conversiones, olvídate del tráfico y concéntrate sólo en optimizar tu página para que puedes captar la mayor cantidad de prospectos posibles.

Esto no significa que sólo puedas tener una meta a la vez. Si tienes los recursos para dirigirte a varios objetivos, hazlo. Una sola cosa no hará que tu negocio crezca, sino el acumulado de todas las acciones que hagas, tanto las exitosas como las que pueden resultar un fracaso. David Cancel, CEO de Drift lo define perfectamente: "o ganamos o aprendemos, jamás perdemos".

Lee también: 3 estrategias de marketing digital que necesitas probar.

5. Experimenta

No te aferres a una sola acción con la esperanza de que eso te hará cumplir tu objetivo. Intenta cosas nuevas cada día. No temas al fracaso (lee arriba lo que dice David Cancel), entre más cosas intentes, más cerca estarás de lograr tus objetivos.

Aquí hay algunos ejemplos de cómo puedes llevar eso a la práctica:

  • Si tu estrategia se enfoca en redes sociales, haz todo lo que se te ocurra. Diferentes anuncios paralelos para ver cuál funciona mejor, publicar contenido a diferentes horas, intenta crear una comunicación abierta con tu audiencia a través de un Twitter chat. No hay límites, cada día haz algo nuevo y analiza qué es lo que más te ayuda a llegar a tu objetivo.
  • Si tu estrategia está enfocada en SEO, haz siempre algo diferente que los demás. Después de todo, quienes ganan en el SEO son aquéllos que descubren nuevas formas de hacerlo antes que los competidores.
  • Si tu estrategia tiene que ver con el PPC (ya sea en Adwords o en redes sociales), no te atrevas a tener un solo anuncio para toda tu campaña. Haz todos los anuncios que puedas, experimenta con la segmentación, con las palabras clave y con los presupuestos.

Quienes experimentan son quienes ganan, quienes hacen lo mismo porque piensan que es lo correcto fracasarán tarde o temprano. ¿Alguien recuerda a Blockbuster?

6. Mide y analiza

Ahora que tienes todas estas ideas que pondrás en práctica, lo más importante es medir los resultados. Cuida siempre rastrear tus campañas para que veas de dónde viene cada visitante (como auto promoción, deberías leer este artículo sobre UTM's y cómo usarlos para medir todo tu marketing).

No te quedes sólo con las métricas que definiste en el paso 2, mide también todas las métricas que tienen influencia en tus resultados. Ve qué canales son los que más te sirven, ya sean buscadores, redes sociales, tráfico pagado o cualquier otro. Ningún negocio es igual, por lo que no puedes basarte en lo que a otros les funciona, necesitas analizarte a ti mismo.

Hoy en día existen infinidad de herramientas gratuitas que te ayudarán a medir tus resultados. Permíteme otra promoción al recomendarte un artículo que escribí sobre herramientas gratuitas para PPC y otro que escribí sobre herramientas gratuitas para SEO.

En palabras de Grace Hopper:

Una medición precisa vale más que mil opiniones expertas.

Si no sabes nada sobre Analytics, Google tiene cursos gratuitos y muy efectivos que puedes tomar aquí.

8. Cambia tu plan de marketing

Quizás esto te parezca una locura, pero la mayoría de las veces es necesario cambiar tu plan de marketing sobre la marcha. ¿Por qué? Porque las cosas cambian muy rápido, sobre todo en el entorno digital. Puedes tener que cambiar tu plan de marketing porque no te está dando los resultados que esperabas, o quizá porque al experimentar te diste cuenta de una forma más efectiva de lograr tu objetivo.

También existen muchos factores externos que pueden obligarte a cambiar tu estrategia. Si Google decide hacer un cambio en su algoritmo, entonces tendrás que redefinir completamente tu estrategia de SEO. Si estabas confiando en que tu e-commerce siempre estaría en los primeros resultados de Google, de un día al otro podrías caer a la segunda página.

El poder adaptarte al siempre cambiante entorno digital es una de las habilidades más grandes que puedes tener. No te aferres a una estrategia sólo porque hiciste un plan a seis meses. Analiza, mantente alerta sobre todos los cambios y adáptate antes que los demás.

Hicimos una infografía para que no se te olviden estos pasos.

Plan de Marketing

Descárgala aquí.

Si encontraste este post útil, nos alegraría mucho que nos ayudaras compartiéndolo. Un tweet basta y tenemos uno listo para ti aquí.

Allons-y!

¿PODEMOS ENVIARTE UN CORREO DE VEZ EN CUANDO? SUSCRÍBETE Y RECIBE NUESTROS ARTÍCULOS CADA SEMANA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *